...Paper Fragilis...

abril 27, 2017

Un día a la (jodida) vez...



¿Te ha pasado que tienes como esas ganas de escribir pero no sabes qué y escribes y no entiendes hacia dónde va la cosa y puede quedar un texto bueno, o malo, no sabes y terminas yéndote al carajo, bien al fondo, ahí, a la niñez, o más al fondo aún, al útero, o más al fondo…?

¿Te ha pasado que todo comienza porque el miércoles leíste un texto magistral de un escritor que conociste en una charla sobre crítica literaria y luego lo agregaste a facebook, y luego lo seguiste en twitter, y luego boom de pronto eres su sombra, pero en buena onda porque sólo admiras su mente, eso que expresa tan bien y que a ti apenas y te alcanza para preguntar “sobre qué voy a escribir”?

¿Te ha pasado que esa lectura se queda todo el día en tu memoria y el jueves, por a’i de las cinco de la tarde lees otro texto, no tan entrañable como el del miércoles, pero sí [¿te ha pasado que escribes mucho pinche ‘pero’ y te das cuenta y dices puta madre, cómo… por qué, carajo… Pues bueno,  luego le debes dedicar tiempo a ese tope porque si no, se te va el hilo de lo que estás tratando de expresar y eso?] fundamental para abrir tus horizontes y decir “necesito escribir algo”?


¿Te ha pasado que todo comienza por ti y al final acabas escribiendo las ideas de la otredad, dirás chingada vida, guardarás el texto, o en su defecto, cometerás el riesgo de subirlo a tu blog [ya nadie usa blog, ¡me lleva la…!] y ahí se acabó, adiós, buena suerte, regresa cuando puedas, cuídate?

abril 11, 2017

Libros que debes leer algún día




Algo debo estar haciendo bien para que muchos, de verdad, muchos de ustedes me pidan que recomiende libros. La lista que daré, como mencioné en la encuesta que hice en Twitter, será arbitraria. La mayoría de los libros son magníficos y es posible que ya los conozcan, si no, los invito a buscar su reseña; si les late: consigan alguno, léanlo y luego —si quieren— escríbanme qué les pareció.  

          Y bueno, aquí la lista de libros que son una maravilla.


1.  Anaïs NinIncesto: Diario amoroso
2.  Anna KullickAnnaforismos II
3.  Arundhati Roy: El dios de las pequeñas cosas
4.  Bernardo Fernández: Cuello Blanco
5.  Carlos Octavio Janz: La cabeza
6.  Charles Bukowski: Pulp
7.  Cristina Rivera Garza: El mal de la taiga
8.  Eduardo Galeano: El libro de los abrazos
9.  Elena Garro: Los recuerdos del porvenir
10.  E. M. Cioran: Silogismos de la amargura
11.  Fabio Morábito: El idioma materno
12.  Franz Kafka: Diarios (1910-1913)
13.  Guadalupe Nettel: Después del invierno
14.  Ian McEwan: Chesil Beach
15.  Italo Calvino: Las ciudades invisibles
16.  J. M. Coetzee: Desgracia
17.  Jean Rhys: Ancho mar de los sargazos
18.  John Fante: Pregúntale al polvo
19.  John Steinbeck: Las uvas de la ira
20.  Jorge Luis Borges: Manual de zoología fantástica
21.  José Revueltas: El luto humano
22.  Juan Carlos Onetti: El Pozo y Los Adioses
23.  Juan Rulfo: Pedro Páramo
24.  Julio Cortázar: La otra orilla
25.  Mario Levrero: Diario de un canalla. Burdeos, 1972
26.  Matías Celedón: La Filial
27.  Octavio Paz: Blanco
28.  Sándor Márai: El último encuentro
29.  Teresa de la Parra: Memorias de Mamá Blanca
30.  Tim Burton: La melancólica muerte de Chico Ostra
31.  Toni Morrison: Beloved
32.  William Faulkner: Mientras agonizo

Esta lista está muy variada, espero encuentres algo que te guste, todos los libros que menciono valen mucho la pena.
Puedes escribirme a: siemprerrada@gmail.com o mandarme un mensaje directo en Twitter: @Ladurie_

Eso es todo,
hasta luego.     



febrero 15, 2017



Diez pretextos que usamos para no escribir una sinopsis (o la tesis, o la tarea o algo)


[Porque nadie me lo pidió y porque no quiero escribir la sinopsis de mi novela, aquí tienen los diez pretextos (según yo) que usamos en la vida cotidiana para procrastinar la escritura].

10. No sirve mi computadora
9. Olvidé qué iba a escribir
8. Hace frío
7. Estoy sobria (o)
6. Tengo sueño
5. No tengo lápiz (bolígrafo, pluma de gorrión…)
4. Mejor escribo una entrada a mi blog
3. No me llega la inspiración
2. Escribo mañana
1. No quiero escribir


El orden puede variar. Usted mande su opinión a: siemprerrada@gmail.com
Hasta luego.

enero 11, 2017



Te escribo —sólo— porque tengo necesidad de leerte. Poco hago distanciándome de lo que alguna vez fuimos. Respuestas cortas, intensas. En cada diálogo había un golpe que nos hacía estallar. Tus preguntas, mi poca fuerza. Cuánto dolor en no poder ser, en planear cosas desde lejos, en tocar nuestros rostros suponiendo que las manos eran del otro.
Te escribo porque te pienso, porque estás ahí, como yo, en silencio. Y recuerdo y hay peligro en ello.

Busco la réplica, te utilizo, como todo lo que me haga llegar a ti.



enero 04, 2017


Que tienes que hacer algo por los demás, por ti. Te enfermas. Pides que te ame, mientes para que te lo demuestre más, como quisieras. Te niegas a centrarte en la realidad. Sabes que debes buscar cimientos, sabes que casi no tienes. Sabes mentir, lo sabes. Y tienes muchas cosas por hacer, tienes que vivir. Todo anda mal, todo. Lo sabes, desgraciadamente lo sabes. ¿Qué estás haciendo para mejorar tu decadencia? 
Te enfermas…

Creación antisocial:

* Seguidores

¡Aquí, (en la imagen) dale click! (:

¡Aquí, (en la imagen) dale click!  (:
Todos los derechos reservados
Se produjo un error en este gadget.
Todos los derechos reservados. Tema Sencillo. Imágenes del tema de Leontura. Con tecnología de Blogger.