agosto 29, 2014

Jugaremos en el bosque...

Rorschach





     Pasa que las conejas son ninfómanas por voluntad y les gusta saltar para presumirlo. Los conejos se avergüenzan y se cubren los ojos cuando las conejas, embaladas en su indómito deseo sexual, se les entregan sin esperar un futuro amoroso a cambio. Los conejos se sienten sexualmente utilizados y sufren muchísimo porque ellos sí se enamoran.


* * *



     Fuimos al bosque a cazar conejos, pero al final nos arrepentimos. Así que tuvimos que cazarnos entre nosotros. Seremos felices para siempre.


* * *



     El cortejo del conejo es casi siempre el mismo: Salta sobre la coneja, la coneja se deja saltar y listo. Ambos quedan cortejados.


* * *




     Una zanahoria se desnuda y enamora inmediatamente al conejo. El conejo hará todo lo posible para poseer a la zanahoria. La zanahoria se sabe deseada y lo goza malvadamente. El conejo intenta cortejarla, pero la zanahoria no se deja. Intenta invitarla detrás de un árbol para hacer cosas, pero la zanahoria no se deja. Acomplejado, el conejo decide pagar por los servicios de la zanahoria, ésta accede, sin embargo, cuando llega el momento de poseerla; una coneja, con total alevosía, toma del rabo a la zanahoria y se la come. El conejo admira a la coneja. La coneja, con los labios llenos de zanahoria, intentará poseer al conejo.





Brenda Castillo



Creación antisocial:

* Seguidores

¡Aquí, (en la imagen) dale click! (:

¡Aquí, (en la imagen) dale click!  (:
Todos los derechos reservados
Se produjo un error en este gadget.
Todos los derechos reservados. Tema Sencillo. Imágenes del tema de Leontura. Con tecnología de Blogger.