febrero 07, 2016

Seis películas para prolongar la agonía (primera parte)





En una de mis cintas predilectas aparece el salmo: “Si quiere acabar con su vida, no necesita matarse”, y sí, sólo necesita vivir para estar muriendo, y esas cosas.
En esta ocasión la encuesta en Twitter fue películas o novelas, usted, apreciable lector, escogió películas; así que hoy, un domingo tóxico, le recomendaré los seis largometrajes que desvencijaron mi alma. Sí, una vez más esta lista estará basada en mi gusto personal, perdone. Por otro lado, dividí la lista para recomendar más. [Traté de poner las “menos conocidas” pero creo que fallé en el intento. En fin…]

6.- La tumba de las luciérnagas de Isao Takahata (1988): Me era necesario comenzar esta lista con algo de Ghibli porque considero que es fascinante su trabajo y éste, en particular, arde. Arde la impotencia, la realidad y la ternura. Habla sobre dos hermanitos que sufren mucho por la culpa de gente que usa armas para engordar su poder… ¿Te suena familiar?

5.- Candy de Neil Armfield (2006): El poeta y la artista juntan su abismo para llegar al límite; ¿qué tan mal estás para destruirte por el otro? o ¿qué tan mal está la estructura social para engendrar a personas así? Bueh, es una película dramática y mira, cada que leas “drama” debes tomar en cuenta que el final no será convencional porque de eso va el drama. Pero apuesta por éste, porque si no lo haces un dios griego morirá en un Starbucks.

4.- Repugnante de Jon S. Baird (2013): Si viste Trainspotting, esta cinta te gustará [Dato, ambas están inspiradas en las novelas de Irvine Welsh], [consejo, si no has visto Trainspotting, vela (no entra en la lista porque consideré es una película bastante conocida pero es de mis favoritas)]. Repugnante habla sobre un detective que se pasa de cabrón y a su vida le llega eso que se llama Causa y Efecto. Rebuena.

3.- El padrino de Francis Ford Coppola (1972): Según yo intenté recomendar películas no tan conocida pero El Padrino, todas, merecen estar en este mundo. Habla sobre la mafia italiana, la traición, la familia y el espagueti.

2.- Mr. Nobody de Jaco Van Dormael (2009): [El soundtrack es maravilloso]. Dura más de dos hrs, tome sus precauciones. De a ratos se vuelve tediosa pero es una joya. Los espacios de ambigüedad desarrollan su estética. Si a usted le gustan las matrioskas y el amor, esta película es suya. Llévesela, arrópela, dele comida.

1.- Contra la pared de Fatih Akın (2004): Esta belleza la vi en estado de ebriedad y dije “woooh, qué peliculón”, luego la vi sobria y dije: “¡es mía, mía, mía para siempre!” (dramatización incluida). Es oro puro. Comúnmente la recomiendo a muy pocas personas porque de verdad es de mis favoritas, pero oye, hay que hacer comunidad, así que va para todos (:D). Habla de la agonía existencial: amor, sexo, drogas… Recomiendo la vean en sobriedad, de lo contrario irán por una botella de cerveza y se cortarán las venas. O sólo se beberán la cerveza…


(Esperen con ansias la segunda parte).

Brenda Castillo
(@Ladurie_)



Creación antisocial:

* Seguidores

¡Aquí, (en la imagen) dale click! (:

¡Aquí, (en la imagen) dale click!  (:
Todos los derechos reservados
Se produjo un error en este gadget.
Todos los derechos reservados. Tema Sencillo. Imágenes del tema de Leontura. Con tecnología de Blogger.